Cómo hacer tu maleta para viajar en tren

20/12/2021

 

Cómo hacer tu maleta

Cómo hacer tu maleta para viajar en tren

Hacer la maleta de viaje es, casi siempre, una de esas tareas que solemos posponer cuando nos vamos de viaje o vacaciones. Hasta que, a pocos días de la salida, nos decidimos por fin. Abrimos las puertas y cajones del armario para escoger las prendas que queremos llevar y empiezan las dudas: esto sí, esto no, aunque puede que sí... En fin, acabamos con la maleta hecha un batiburrillo y la cama llena de «porsiacasos».  

Te explicamos cómo hacer una maleta de viaje para una semana

Aunque a simple vista pueda parecer que preparar el equipaje no tenga ningún secreto, la verdad es que hacerlo correctamente tiene su arte. En este artículo te damos los mejores consejos sobre cómo hacer una maleta de viaje para una semana donde quepa todo y nada falte. Sigue todas estas indicaciones y haz que la experiencia de tu viaje en tren sea un placer desde el principio. 

 

Infórmate de cuáles son las opciones de equipaje permitidas

El sitio de destino determina el contenido de la maleta y, por tanto, el tamaño más adecuado. Si vas a hacer excursiones, necesitarás calzado de montaña y ropa más gruesa. Por contra, si vas a conocer una ciudad o a pasar una semana de relax en la playa, las prendas serán mucho más livianas y la maleta puede ser más pequeña. 

 

Infórmate sobre el equipaje permitido en el tren. En OUIGO, queremos facilitarte las cosas y te ofrecemos dos posibilidades de equipaje sin ningún coste adicional: 

 

  • 2 bolsas de mano que no superen los 36 x 27 x 15 cm. 

  • 1 equipaje de mano que no supere los 36 x 27 x 15 cm y 1 equipaje de cabina que no supere los 55 x 35 x 25 cm. 

 

Además, si necesitas llevar más maletas, siempre puedes escoger la opción de equipaje adicional (no superior a 30 kg y 2 metros) hasta 30 minutos antes de la salida del tren. 

 

Haz una lista para no dejarte nada

Por corto que sea tu viaje, siempre hay objetos imprescindibles que no debes olvidar, además de las prendas y accesorios que no quieres que falten en tu equipaje para viajar en tren. Lo ideal para no dejarse nada en casa es hacer una checklist, es decir, una lista con todo lo necesario para hacer una maleta de viaje. 

 

Divide la lista en diferentes apartados y completa cada uno de ellos: 

 

  • El kit de aseo personal (medicación que tomes habitualmente, cepillo y pasta de dientes, gel de baño y champú, desodorante, colonia, maquillaje, peine, accesorios y otros productos que uses habitualmente, como horquillas, gomas del pelo, gomina, etcétera). 

  • Cosas concretas para cada viaje y algunos extras (gorra, loción solar, tapones para los oídos, libros, auriculares, ordenador portátil). 

  • Ropa interior y pijama. 

  • Los «nomeolvides». Repasa la lista antes de salir para no olvidar las cuatro cosas que no puedes dejar en casa, como el móvil, la documentación, la cartera, las llaves o las gafas. 

 

→ Truco plus OUIGO: guarda la lista y haz copias. Así tendrás siempre una para cada viaje. 

 

Coordina las prendas para crear distintos conjuntos

Elige ropa que combine entre sí y dale más juego a cada prenda. También puedes aprovechar que no son muchos días y preparar varios conjuntos, incluidos los zapatos.  

 

La forma de colocar las prendas dentro de la maleta también es importante. Te damos algunos tips

 

  • Las prendas más pesadas, como los zapatos o los jeans, van debajo para que no aplasten ni arruguen el resto de la ropa. 

  • Pon el calzado en bolsas individuales y aprovecha los rincones que deja el resto de prendas. 

  • Enrolla la ropa como si fuera un tubo para que llegue menos arrugada.  

  • Pon encima de todo lo que vayas a utilizar primero, como el pijama, si vas a llegar de noche a tu destino. 

  • Truco plus OUIGO: Haz paquetes de conjuntos agrupando la ropa interior, jersey o camiseta y pantalón que quieres conjuntar, así lo tendrás más a mano. 

 

Utiliza bolsas de tela para compartimentar el espacio

Utilizar bolsas de tela para hacer el equipaje es muy útil y evitas desordenar toda la maleta. Destina una bolsa para la ropa interior o la de baño, si vas a ir a la playa; otra para la ropa sucia. También puedes guardar en ellas los accesorios más pequeños, como pañuelos, cintas o cinturones o los cargadores del móvil o del portátil. Así, solo debes coger la bolsa que te interese. 

 

→ Truco plus OUIGO: si has creado conjuntos de prendas, introduce cada uno en una de estas bolsas. 

 

Ten en cuenta el clima del lugar de destino

Consulta el clima del sitio al que vas e incluso la predicción del tiempo para los días en que vas a estar allí. Evitarás acabar vestido con manga corta y temblando como una hoja o sudando bajo un jersey grueso. Algunos lugares tienen un clima más variable que otros y, si es el caso, no está de más que incluyas un chubasquero ligero, un paraguas plegable o algún foulard. 

 

Lleva el abrigo en la mano (o puesto)

Si necesitas llevar un abrigo grueso o un anorak, es mejor llevarlo en la mano y evitar que ocupe media maleta y, ya puestos, puedes viajar calzado con los zapatos más pesados. 

 

Por cierto, no olvides dejar algo de espacio para aquellos regalos y souvenirs sin los que no puedes volver. ;)  

 

Y recuerda, no pasa nada si al final nos dejamos algo trivial o se nos acaba el champú. ¡No somos perfectos y eso es parte de nuestro encanto!